por RetailActual 20 de noviembre, 2013 Productos comentarios Bookmark and Share
< Volver

El ahorro en los hogares hace que los productos ‘baratos’ como el pan o el plato de cuchara hayan recuperado su espacio en la despensa. En el caso de las barras, se consumen más en fresco o congeladas (un 84,2%) que otras variedades como en molde o tostado.

En sólo dos años hemos pasado de ser los europeos que menos pan consumen a batir records. ¿Las razones? A la vista están, porque es bueno y, sobre todo, barato. Además, parece que no engorda tanto como creíamos. Por primera vez en treinta años ha aumentado el consumo de pan en nuestro país, desterrado hasta hace poco de la dieta. Según el panel de consumo del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, consumimos 1 kg más por persona que hace un año.

No obstante, este crecimiento no implica que el gasto haya aumentado. Las abundantes ofertas que hay en el mercado que tiran los precios han hecho posible que sea así.  Hoy en día, con el control a rajatabla de cada céntimo que se gasta en el hogar, estas barras a casi precio de obrador han obligado a apurar muchos los costes de elaboración.

Repunte de los dulces envasados
En lo que respecta a dulces envasados, el crecimiento de su consumo se cifra en un 3,8% durante el mismo periodo analizado por el ministerio.  Con este dato sobre la mesa, concluye que los hogares españoles destinan el 4,30% del presupuesto para alimentación a la compra de este tipo de alimentos.

 

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus