Empresas Premium

por Retail Actual 22 de noviembre, 2021 Actualidad comentarios Bookmark and Share
< Volver

Esteban Becerril y Ramón Ramírez, del Estudio B+R Arquitectos, explicaron cómo llegaron al concepto de X-Madrid así como la necesidad de conservar el centro comercial como activador de núcleos urbanos y periferias. Una ponencia celebrada en el marco del ciclo "Retailers - Mall Trends" del Roca Madrid Gallery, donde se han tratado los cambios que se avecinan en cuanto a diseño de espacios y hábitos de compra en grandes superficies. 

¿Cómo serán los espacios comerciales del futuro? Las tendencias pasan por grandes superficies más verdes, Open Malls o la importancia de la experiencia y el ocio son algunos de los temas que se trataron en “Retailers - Mall Trends” organizado por Roca Madrid Gallery.
 
Inaugurada por Elisa Martínez Bermejo, Roca Madrid Gallery Manager, y moderada por Javier Delgado, experto en retail, la sesión contó con la participación de Esteban Becerril y Ramón Ramírez, fundadores de B+R Arquitectos. El estudio de arquitectura sirvió durante la sesión como ejemplo y referente, puesto que han llevado a cabo proyectos de vanguardia como es X-Madrid. Un espacio que rompe con el concepto tradicional de centro comercial al concebirse como un lugar de diseño moderno e integrado donde converge ocio, deportes urbanos y restauración. 

Bienvenidos al ´anticentro comercial´

Ambos profesionales dieron a conocer cómo surgió el proyecto de este ‘anticentro comercial’, donde el 60% del espacio está dedicado al ocio y en el que convergen actividades como el surf, la escalada, el buceo o el skate pero también restauración, tatuajes, motor...
 
La sesión se ha centrado principalmente en cómo los arquitectos llegaron a idear X-Madrid a partir de una propuesta de Merlin Properties para rehabilitar el C.C. Opción en Alcorcón, que se encontraba fuera de uso desde hace años. Una oportunidad para aplicar la filosofía que siguieron en 2014 con Urban Extreme, un proyecto que integraba en Madrid todos los deportes urbanos.
 
Ambos destacaron la tecnología y el poder de la experiencia personalizada como dos elementos catalizadores para convertir los centros comerciales del futuro en espacios reactivadores tanto de núcleos urbanos como de periferias. “Se está planteando su uso mixto: integrar el parque, el deporte, centros de trabajo...incluso residencias. Se empieza a ver el centro comercial del futuro como una oportunidad de revitalizar y no sólo comercializar”, explicaba Esteban Becerril.
 
“Cuando empezamos, este tipo de proyectos se consideraban un trabajo menor para los arquitectos al verse muy comerciales, mercantilistas. 30 años después, lo cambia todo la revolución digital: no tenemos la necesidad objetiva de acudir a los centros, entonces empezamos a preguntarnos qué tiene que tener un centro comercial para que nos guste ir”, añadía.  
 
Por su parte, Ramón Ramírez destacó que “es muy importante oscultar alrededor del centro comercial para ver qué pide, qué necesita. Hay que investigar el entorno social para dotar al centro de esa característica especial que le permita subsistir”. Puso en valor, además, el carácter integrador y sostenible de X-Madrid: “incluso el mobiliario (reciclando skates, piezas de bicicleta o ruedas de coche) está pensado en integrar todas esas actividades, cada rincón del espacio es multifuncional”
 
Becerril y Ramírez hicieron hincapié en las zonas de periferia, donde los centros comerciales siempre han acabado siendo “pueblos autónomos aislados, puntos de encuentro sin alma”, para expresar la necesidad de crear nuevas infraestructuras que revitalicen estas áreas a las afueras de las ciudades. Este tipo de planteamientos implican una alta inversión en tecnología pero también la voluntad de preservar la esencia de origen: “nuestra idea es la continuidad con la historia, la tradición, la modernidad. Donde lo singular tiene que convivir con la globalización, donde la innovación convive con rasgos originales”, explicaba Becerril.

Revolución digital y el poder diferenciador de la experiencia 

En definitiva, ambos establecieron la revolución digital y el poder diferenciador de la experiencia como dos factores clave para la supervivencia de los espacios comerciales. Incidiendo, además, en que para combatir el abandono de estos lugares tras la pandemia y el auge del e-commerce, la solución pasa por idear infraestructuras con un carácter cautivador, lleno de estímulos sensoriales donde cada ciudadano pueda encontrar su lugar.  
 
Así pues, se propone la creación de zonas comerciales donde catalizar, crear y recrear tanto los núcleos urbanos como la periferia, integrando naturaleza, deporte, gastronomía e incluso la rutina diaria, con centros de trabajo y núcleos residenciales.  El evento se llevó a cabo de forma híbrida: presencial con aforo reducido y online desde la cuenta de Instagram de @rocamadridgallery.  
 
“Retailers - Design Trends” fue el primer debate que inauguró este ciclo, contando con la participación de Alberto Eltini, arquitecto, y Marina Martín, directora creativa, ambos fundadores de El Departamento. En él se trató la importancia del diseño en los espacios comerciales para una buena proyección de la marca y experiencia del usuario. 

Publicidad
Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus