por Retail Actual 10 de septiembre, 2021 Ferias y Congresos comentarios Bookmark and Share
< Volver

ACES ha puesto de de manifiesto durante la celebración de Organic Food Iberia la importancia creciente de los productos ecológicos para la distribución, y señala las cinco claves para impulsar un mercado “muy lejos de su techo".

La mesa redonda ‘Productos ecológicos en la cesta diaria del supermercado’ organizada por la Asociación de Cadenas Españolas de Supermercados (ACES) en Organic Food Iberia 2021 ha puesto de manifiesto que

ACES ha querido aprovechar la Feria para compartir, con el conjunto del sector ecológico, sus análisis y propuestas para la mejora de la comercialización de los productos ecológicos, partiendo de la experiencia de sus asociados en los últimos años.  “Tenemos que aprovechar las oportunidades que nos brinda el nuevo plan de acción  y el marco estratégico de la Comisión Europea, para que el liderazgo de España en producción ecológica se traslade también a la cesta de la compra”, ha manifestado Aurelio del Pino, presidente de ACES.

Ante una sociedad cada vez más concienciada con el bienestar y con el medio ambiente, las grandes cadenas de supermercados asociadas a ACES de Alcampo, Carrefour, Eroski y Supercor, referentes en la comercialización de productos ecológicos, han impulsado este mercado, colaborando con el entramado de Pymes industriales, con proveedores de proximidad y desarrollado sus marcas propias.

Productos ecológicos accesibles y asequibles

Se ha destacado que los distintos tipos de consumidores de productos ecológicos son “muy exigentes con la calidad del producto” y demandan un surtido cada vez más completo. Los expertos de las empresas han expuesto sus distintos modelos y propuestas comerciales para acompañar al cliente en este mercado de productos ecológicos que “está muy lejos de su techo”, señalando que “no estamos en presencia de una mera tendencia sino de una realidad”.  Y se ha insistido en que “es fundamental el poder hacer accesibles y asequibles los productos ecológicos a toda la población” y que “esto sólo puede conseguirse facilitando la comercialización ecológica a través de las grandes cadenas de distribución organizada”.  

En la mesa redonda, moderada por Javier Maté, Subdirector general de control de la calidad alimentaria y de laboratorios alimentarios de MAPA, se han puesto de manifiesto las 5 claves para la mejora de la comercialización de los productos ecológicos:

1.    Informar bien al ciudadano sobre las propiedades y los beneficios que los productos ecológicos ofrece tanto al productor como al medioambiente. El consumidor tiene que saber cuáles son las implicaciones de la producción ecológica y reconocer el valor y el esfuerzo de esta forma de producir. Hay que aprovechar la oportunidad de contar con un etiquetado y sello único a nivel europeo.  

2.    Simplificar, armonizar y agilizar a las autorizaciones para la comercialización de productos ecológicos por las cadenas de supermercados, ya que siguen existiendo muchos trámites y requisitos innecesarios e injustificados. Este marco administrativo está constituyendo una barrera especialmente para la comercialización de los productos frescos. Tiene que haber una hoja de ruta para mejorar la coordinación que ayude a homogeneizar los criterios de validación y control.

3.    Contar con la colaboración de todos los integrantes de la cadena de valor agroalimentaria ante los desafíos del marco normativo y político europeo para productos ecológicos. En el ámbito de la producción ecológica hay grandes oportunidades para pequeñas y medianas empresas y productores de proximidad. Las cadenas de supermercados asociadas a ACES pueden ser un gran aliado.

4.    Confiar en el papel que tienen que jugar las cadenas de supermercados en este mercado de ecológicos, reconociendo la eficacia de las empresas y su libertad para definir sus propios modelos comerciales y de oferta, así como su esquema de relación con los proveedores. Esta es la mejor manera de acompasar el crecimiento de la oferta a los cambios en los patrones y demanda de consumo.

5.    Tal como sugiere el propio plan de acción de la Comisión Europea, mejorar el tratamiento fiscal de los productos ecológicos frente al producto convencional como una vía que sirva, tanto para explicar por qué el producto ecológico conlleva mayores costes en la producción agraria, en la transformación y en la comercialización, como para fomentar su consumo teniendo en cuenta, por otro lado, los beneficios ambientales de este tipo de agricultura y ganadería.

Supermercados: puerta de entrada para los productos ecológicos

Además, durante el encuentro se ha puesto en valor el papel del supermercado como punto de encuentro más eficaz entre producción ecológica y consumidor. Estas tiendas ponen a disposición de los productores a millones de personas cada día, que poco a poco van incorporando este tipo de productos a sus cestas, siendo así el primer punto de contacto de muchas personas con esta gama de productos que compran por primera vez, comenzando habitualmente por huevos, leche o fruta. En este sentido, se ha analizado cómo el consumidor busca estos alimentos ecológicos y no siempre encuentran una respuesta a sus necesidades, un reto para administraciones, productores y supermercados.

“Hay muchas oportunidades de crecimiento del mercado de productos ecológicos, con un nuevo consumidor generalista que reconoce mucho mejor los atributos del producto y la calidad intrínseca del mismo y que por lo tanto es muy exigente, no sólo ya con las prácticas agronómicas y ganaderas, sino con los atributos de placer, conveniencia, salud y calidad”, ha señalado Aurelio del Pino.


Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus