por Retail Actual 28 de mayo, 2020 Actualidad comentarios Bookmark and Share
< Volver

El Día Nacional de la Nutrición organizado por la Federación Española de Sociedades de Nutrición, Alimentación y Dietética (Fesnad), cuyo lema este año es Cereales, vayamos al grano, cuenta con el apoyo de la Fundación Española de la Nutrición (FEN).

Los cereales es uno de los grupos más consumidos por la población española, según datos del estudio Anibes, un trabajo científico coordinado por la FEN y publicado en la revista ´Nutrients´. Sus propiedades nutricionales son muy amplias, como ocurre en el caso de los integrales o de grano entero, uno de los alimentos más ricos en fibra insoluble y nutrientes de la Dieta Mediterránea, junto a las legumbres. Además, debido precisamente a sus cualidades, es un alimento muy recomendable para consumir, no solo en el desayuno, sino en cualquier momento del día ya que nos proveen de una importante fuente de energía. Sin olvidar -matiza la FEN- que, “a cualquier edad, debemos prestar atención al consumo de cereales refinados, dulces, bollería, pastelería y cereales azucarados, cuya ingesta debe ser ocasional”.

Son muchos los cereales que se han ido incorporando a nuestra dieta a lo largo de los años, pero de todos ellos, los más importantes en nuestra alimentación y los más consumidos -destaca la FEN- son el trigo, el maíz y el arroz, seguidos de la avena, la cebada y el centeno, entre otros. Las diferencias principales en la composición de estos cereales están en el contenido en fibra y micronutrientes.

El consumo de cereales y derivados en España

Según datos del Panel de Consumo Alimentario en España, ofrecido por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (Mapa) el consumo de cereales y productos derivados se ha visto disminuido a lo largo de los años desde el 2000. Si se toman en consideración los últimos datos disponibles, referentes al consumo del año 2019, “nos encontramos que, a excepción de las pastas, los cereales de grano entero y sus derivados han disminuido su consumo con respecto al año anterior. Estos datos reflejan el paulatino abandono a la Dieta Mediterránea en España, pero no debemos olvidar cuál es la base de nuestra alimentación”, indican los expertos de la FEN. “Por todas sus propiedades nutricionales, debemos estimular el consumo de cereales, entre 4 y 6 raciones al día”, recomiendan.

Un dato esperanzador se ha observado tras el confinamiento derivado de la crisis por coronavirus, en el que uno de los grupos de alimentos que más ha aumentado su consumo ha sido el de las harinas y sémolas, tal como indican los datos de consumo en los hogares del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. “Haber pasado estas últimas semanas sin salir de casa nos ha mostrado una ligera mejoría en cuanto a la alimentación, por lo general los españoles han mejorado la compra de alimentos frescos, con un acercamiento a la Dieta Mediterránea. Además, muchos se han acercado a los fogones, animándose a preparar no solo productos de repostería casera sino también pan y otras preparaciones más elaboradas”, destacan desde la Fundación. “Esperamos que estos hábitos iniciados durante el confinamiento se mantengan y se impulse el consumo de los alimentos más tradicionales de nuestra dieta”, explican.   

Del campo a la mesa

Sirva como ejemplo que desde la entrada en vigor de la nueva Norma de Calidad para el pan el pasado 2019, está regularizada la comercialización del pan integral, así como de otras variedades, como el pan de grano entero o el pan de leña. De esta forma, según indica la normativa, “únicamente pueden ser etiquetados como integrales aquellos panes que presenten un 100% de harina integral, y en el caso que tenga mezcla de harina integral y harina blanca, tiene que aparecer el porcentaje de harina integral que contiene el pan”, destacan desde la Fundación. “Lo mismo ocurre con los panes que son de harinas procedentes de distintos cereales; en el etiquetado debe mostrarse el nombre de los cereales que lo compongan, ya que si no puede llevar a confusión al consumidor y pensarse que está consumiendo un pan integral” añaden.

Desde la Fundación Española de la Nutrición, recomiendan “siempre, a la hora de elegir un pan, cualquier otro cereal o pasta, debemos consultar sus ingredientes para saber su composición y, además, también es interesante conocer la información nutricional para poder elegir la mejor opción en función de su contenido por 100 g de sal, grasas y azúcar”.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus