por Retail Actual 26 de octubre, 2018 Actualidad comentarios Bookmark and Share
< Volver

Nestlé y Heineken han desvelado en el 33º Congreso AECOC de Gran Consumo las claves de sus estrategias de sostenibilidadl. En ambos casos, han destacado la importancia de la colaboración entre socios industriales para hacer frente a desafíos - como la reducción de la huella de carbono, de los residuos, del consumo de agua o el abastecimiento sostenible- que afectan a toda la cadena de valor.

El CEO de Nestlé – Mark Schneider- ha compartido el objetivo de la compañía de llegar al año 2025 utilizando el 100% de embalajes reciclados. Y es que la meta “cero residuos”, junto a la reducción del uso de plásticos y del consumo de agua se encuentran entre los ejes fundamentales de la política de sostenibilidad de Nestlé. Una estrategia que se completa con la apuesta de “globalizar en la proximidad” con alianzas locales que ayuden a la hora de dar respuesta a las tendencias mundiales del consumidor como la nutrición, salud y bienestar o la digitalización.

En este sentido, Schneider ha destacado la importancia de adelantarse a la regulación en todos los ámbitos, pues “el consumidor tiene más poder que el regulador, está cada vez más educado y tiene más datos disponibles, se va a preocupar cada vez más por consumir un producto con buena conciencia. Nuestro primer trabajo es ser relevante para los consumidores”.

Nuevas tecnologías y promover la salud



El CEO de Nestlé ha destacado el papel que la transparencia tiene para conseguir la confianza de este consumidor exigente, a través de ofrecer una experiencia segura y consistente. En este terreno ha apuntado la contribución que aportan algunas tecnologías como el blockchain.

Por su parte, el CEO de Heineken, Jean-François van Boxmeer, ha repasado los pilares en los que se apoya su estrategia de sostenibilidad a nivel mundial. Una política basada en valores únicos que adaptan a cada entorno geográfico según sus peculiaridades. Promover la salud y la seguridad, reducir el consumo de agua y la huella de carbono, impulsar la formación de talento joven y el consumo responsable, y apostar por una política de abastecimiento sostenible y por la transparencia están entre ellos.


Ebro Foods: Buenas perspectivas para 2019 tras un año complicado

Ebro Foods está a punto de cerrar un año complicado después de un año récord”, así se expresaba el presidente de la compañía, Antonio Hernández Callejas, en una rueda de prensa en el Congreso AECOC del Gran Consumo, donde ha detallado los resultados que ayer presentaron ante la CNMV. Tal y como anunciaron ayer, Ebro Foods prevé cerrar el ejercicio con un incremento de las ventas de alrededor del 5% (superando los 2.655 millones) pero con un beneficio neto de 148 millones de euros, un 33% menos que en 2017, un año que Hernández Callejas ha definido como realmente excepcional.

Detrás de estos resultados se encuentra, según el directivo, el mal comportamiento de la división arrocera americana debido a la subida del precio de las materias primas, el impacto de los daños ocasionados en una de sus fábricas por el huracán Harvey y también por la dificultad de encontrar mano de obra en un país en que el desempleo es prácticamente inexistente. Sin embargo, ha resaltado, que el balance en Europa es mucho mejor.
Hernández Callejas ha añadido que a pesar de estos aspectos coyunturales son conscientes de que deben revisar algunos de sus procesos en busca de posibles ineficiencias. En ese sentido ha afirmado que “en 2019 arrancaremos en un situación infinitamente mejor con precios de materias primas comparables a los de 2017 y con reformas estructurales para resolver los temas de costes”.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus