por Retail Actual 19 de mayo, 2021 Actualidad comentarios Bookmark and Share
< Volver

Con motivo del Día Mundial de la Salud Digestiva (29 de mayo) desde Cleanity han querido recalcar la importancia de los planes estratégicos de higiene como pieza clave de la seguridad alimentaria y la salud digestiva.

En los últimos años hemos escuchado o leído noticias sobre la retirada de  lotes de productos debido a brotes de listeriosis o salmonella.  Este tipo de informaciones han puesto de relevancia la importancia de la seguridad alimentaria en las industrias y plantas de alimentación para garantizar la máxima protección de los consumidores en un aspecto tan esencial como la salud digestiva, cuyo día mundial se celebra el próximo 29 de mayo.

Tras el incremento de los problemas digestivos y las intolerancias alimentarias, organizaciones y consumidores reclaman cada vez más al sector alimentario compromiso y transparencia para asegurar un nivel elevado de  seguridad alimentaria y lograr la libre circulación de los alimentos dentro de la Comunidad Europea.
Pero, ¿cómo puede la industria responder a esta necesidad y qué medidas y procesos debe implantar? Aunque no existe una única respuesta correcta, hay unanimidad en que la industria de  la alimentación deberá incorporar planes a medida y transversales que detecten e incidan especialmente en aquellos puntos calientes y zonas críticas del proceso en las que puedan producirse alteraciones y que requieran de varias desinfecciones diarias.

Estos planes específicos tienen que contemplar las siguientes directrices: protocolos de higiene y desinfección de todas las áreas por la que pasan los alimentos durante el proceso, trazabilidad  del producto desde su producción hasta su recepción y un programa de emergencia para poder retirar de la circulación rápidamente un producto en caso de sospecha.

Formación y desinfección para evitar la contaminación cruzada

“Estos planes estratégicos deben contemplar de manera clave también la formación del personal”, explica Antonio Alberola, director de producto de Cleanity. Pese a ser un aspecto que en ocasiones pasa desapercibido, la formación de los trabajadores encargados de ejecutar estos planes es imprescindible para su correcto funcionamiento. “Deben realizarse formaciones concretas para el personal de limpieza con el objetivo de que aprendan a usar los productos de forma efectiva y bajo los parámetros que establecen las diferentes regulaciones”, incide Alberola.

Otro de los ejes fundamentales para este tipo de protocolos de higiene y desinfección son aquellos relacionados con la contaminación cruzada. Solo en España ya hay dos millones de pacientes que sufren algún tipo de alergia alimentaria, concretamente, en torno al 8% de los menores de 14 años y al 2-3% de los adultos, según la Fundación Seguridad Alimentaria y Prevención de Alergias (FSA), y estas cifras cada año aumentan.
Por eso, es fundamental que las plantas de alimentación apuesten por soluciones que aseguren la eliminación de los principales alérgenos como la proteína de la leche, el huevo o el gluten para que los clientes puedan estar tranquilos y consumir con garantías.


Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus