por Retail Actual 18 de abril, 2020 Empresa comentarios Bookmark and Share
< Volver

En plena crisis sanitaria, desde Paturpat se ha decidido destinar cerca de 60.000kg de patata de 5ª gama a diferentes entidades y a causas benéficas para ayudar a mejorar en todo lo posible la situación de las personas más necesitadas.

Las donaciones de Paturpat están teniendo muy buena acogida por parte de los responsables de las asociaciones ya que la patata es un alimento básico en nuestra dieta, y al estar cocida al vapor disminuye el trabajo y el tiempo para su elaboración.

Hasta la fecha se han donado más de 3.000kg a la Asociación Cristiana Vida Nueva, la cual tiene un centro de acogida y de reinserción social en Ciriza, Navarra. A su vez, se han entregado cerca de 2.500kg a la Iglesia Evangélica Pentecostal de Vitoria, para que estos distribuyan las patatas cocidas entre sus comedores sociales y familias necesitadas. Entre los Bancos de Alimentos de Navarra, el de Vizcaya y el de Álava se han repartido unos 7.000kg; mientras que, a la Cruz Roja de Vizcaya y a la de Álava se han derivado más de 4.000kg divididos en estuches de 450g de la marca Udapa fácil y también en formatos de mayor tamaño. De la misma manera, se han destinado unos 3.000kg a las comunidades que la ONG Remar tiene en Vizcaya, Navarra y Álava.

En el hospital de campaña de Ifema

Por otra parte, gracias a la intervención de El Corte Inglés, Paturpat donará 10 toneladas de patata de 5ª gama para que la Asociación Mensajeros de la Paz dé de comer a los enfermos que están ingresados en el hospital de campaña de Ifema, Madrid. La entrega del producto se hará tres veces por semana, los lunes, miércoles y viernes, y por el momento ya se han donado unos 1.800kg envasados en formatos grandes, y cerca de 200 estuches de 450g cada uno.  

Cabe destacar también la enorme solidaridad que han demostrado varias empresas de transporte, como son Transportes Irazabal o los transportistas de Udapa, que por voluntad propia han decidido contribuir a la causa transportando el producto desde la planta de Paturpat hasta la sede de las asociaciones gratuitamente.

Hasta el momento estas han sido las principales donaciones que se han llevado a cabo, pero desde la cooperativa se seguirá contactando con diferentes entidades para ayudar en todo lo posible mediante la entrega de producto elaborado.

Consecuencias del Covid-19

Cuando parecía que la actividad de Paturpat se había consolidado y empezaba a progresar, la crisis del Covid-19 ha echado por la borda todos sus planes de crecimiento. “La primera quincena de marzo terminamos con cifras récord en volumen y facturación, por lo que todo nos hacía pensar que a finales de mes alcanzaríamos los 500.000kg de venta. Sin embargo, con la llegada del cese de la actividad en colegios y eventos con grandes aglomeraciones, sobre el 11 de marzo todo el canal de colectividades anuló los pedidos realizados; y días después, debido al confinamiento y al cierre de toda la hostelería solo nos quedó una actividad residual del 10-15% a través del resto de canales”, asegura Koldo López de Robles, gerente de la cooperativa.

“En estos momentos no sentimos pánico pero sí una honda preocupación por la parálisis generalizada del mercado. Aun así, desde Paturpat seguimos trabajando para ir adecuándonos poco a poco al escenario que llegará el ‘día después’ en el que paulatinamente se vaya recuperando la actividad y la marcha económica del país”, comenta el gerente.

 

 

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus