por Retail Actual 31 de agosto, 2018 Actualidad comentarios Bookmark and Share
< Volver

La vuelta a casa supone un reto logístico para las empresas de distribución de alimentación. Productos como la patata, la carne, el pescado, la leche, el azúcar y el aceite experimentan repuntes en las ventas. Los supermercados de Asedas, Asociación Española de Distribuidores de Autoservicios y Supermercados, se preparan para ello. 

 


La peculiaridad de la “operación despensa” es que la vuelta de los españoles a sus lugares de residencia provoca un repunte muy concentrado en el tiempo en la demanda de productos básicos, entre ellos muchos frescos. Los supermercados de Asedas, Asociación Española de Distribuidores de Autoservicios y Supermercados, tienen ya preparadas sus plataformas logísticas para dar servicio a los millones de personas que vuelven a sus hogares en las primeras semanas de septiembre. Todo un reto logístico en gestión de producto y organización de tienda en el que todo el personal se implica para, en menos de siete días, trasladar la oferta de las zonas turísticas a las grandes ciudades.

La carne, el pescado, la leche, los derivados lácteos, el pan, el azúcar y el aceite experimentan repuntes en las ventas de en torno al 10% a la vuelta de vacaciones. En lo referente a las hortalizas frescas, la patata entra de nuevo en los planes de compra; también lo hacen las naranjas, plátanos, manzanas y peras, que comienzan a recuperar su espacio frente a las reinas del verano, las frutas de hueso, melones y sandías. Productos como los derivados del vino, refrescos, aperitivos, charcutería y helados moderan su consumo con la vuelta de los españoles a sus lugares de residencia y hábitos de vida habituales.

Operación despensa en Internet

La “operación despensa” también tiene su reflejo en las ventas online. La opción de realizar los pedidos, especialmente de productos pesados y voluminosos, para recibirlos en el domicilio coincidiendo con la vuelta a casa es cada vez más utilizada. Aunque no se puede hablar de una punta de ventas vía comercio electrónico, las compras al final del verano sí superan las que se producen durante las semanas de julio y agosto.

“La manera de absorber los picos de demanda que se producen en momentos como la “operación despensa” es, por una parte, tener un profundo conocimiento del consumidor y de sus hábitos y, por otra, garantizar una red logística muy eficiente con la que, en una media de 21 horas, los productos frescos llegan del campo a la ciudad con garantías de seguridad y calidad”, afirma Ignacio García Magarzo, Director General de ASEDAS.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus