por Retail Actual 7 de julio, 2017 Actualidad comentarios Bookmark and Share
< Volver

El Think Tank Dir&Ge “¿Cómo optimizar los procesos de negocio para competir mejor?”, impulsado por Datisa, ha reunido a directivos de distintos sectores para poner en común las herramientas con que cuentan las pymes para mejorar su gestión e incrementar su competitividad.

El consumidor tiene cada vez más opciones, las compañías deben invertir recursos en la mejora y optimización de los procesos de negocio, con el objetivo de estar a la vanguardia y poder competir en el mercado. Según un reciente estudio de Forrester, tener bien definidos estos procesos puede incrementar la productividad hasta en un 50%.

A la hora de plantearse áreas de mejora en las empresas, es fundamental identificar claramente los problemas existentes y las necesidades del cliente, para asegurarse de que los cambios que se hagan sean los necesarios. Fernando Ortega Gila, de Flexifarma, comenzaba abriendo el debate en torno a la diferenciación: “Es el factor más importante, la forma de competir de una manera rentable. Si una empresa está ofreciendo a los clientes una experiencia diferente, va a tener opciones de éxito”.

La tecnología, fundamental para la productividad
A la hora de abordar con éxito un proceso de mejora e innovación, la tecnología se convierte en una aliada fundamental. Pablo Couso, de Datisa, afirma que “los avances tecnológicos siempre han estado muy vinculados a la productividad. La revolución en este momento es el cloud, ya que permite a las empresas llevar a cabo cambios y mejoras con mayor movilidad, menores costes y reducción del riesgo”. Por eso, contar con la ayuda de la tecnología en los procesos de negocio redunda en una mayor competitividad de la empresa. Pero eso sí, matiza Couso, “las herramientas son solo un medio, y no sirven de nada si no se acompañan de una inversión en recursos humanos”.

Precisamente los recursos humanos han ocupado también gran parte de las reflexiones de los participantes en el encuentro, y casi todos han coincidido en que el principal reto es alinear objetivos entre distintos departamentos. En este sentido, Pablo Couso afirma que muchas veces los trabajadores no tienen claro qué rol desempeñan en la empresa, y que por ello “es fundamental que el departamento financiero comparta con ellos periódicamente cómo las decisiones operativas de cada equipo afectan a la salud financiera de la compañía”.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus