por RetailActual 23 de diciembre, 2013 Hostelería comentarios Bookmark and Share
< Volver

Los envases tendrán que estar etiquetados para el aceite y llevar un sistema de protección que impida su reutilización. No obstante, existe una prórroga hasta el 28 de febrero para usar las existencias de productos adquiridos antes.

Tras meses de incertidumbre, el Real Decreto que regula las aceiteras rellenables en la hostelería entrará en vigor en poco más de una semana, en concreto, el 1 de enero. La Federación Española de Hostelería, FEHR, ha mostrado su reticencia hacia algunas de las consecuencias que plantea esta medida.

Entre otros aspectos, critica la falta de estudio de las nuevas necesidades logísticas, de ubicación del producto y de espacio que “harán que el aceite pueda desaparecer de muchas ubicaciones y ser sustituido por condimentos y aliños diferentes, más cómodos, sencillos, económicos y no sujetos a normativas tan estrictas como la que se pretende imponer al aceite de oliva”. También un posible aumento de precios.

Entre otros condicionantes, los envases tendrán que estar etiquetados para el aceite, provistos de un sistema de apertura que quede inutilizado tras un primer uso. Los que, por su capacidad, puedan emplearse más de una vez, dispondrán de un sistema de protección que impida su reutilización una vez agotado su contenido original.

Hasta el 28 de febrero
Aunque entra en vigor en enero, la norma permitirá utilizar las existencias de productos adquiridos antes. De esta forma, los aceites de oliva y los de orujo de oliva comprados por el sector de la hostelería, restauración y catering antes de esa fecha podrán seguir poniéndose a disposición del consumidor final hasta el 28 de febrero del próximo año.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus