por Retail Actual 7 de septiembre, 2020 Consumo/Tendencias comentarios Bookmark and Share
< Volver

Los espacios comerciales a los que los compradores están volviendo después de la pandemia generada por el Covid-19 no son los mismos en los que estuvieron antes de que empezara todo. Estamos ante un período de transformación que vendrá marcado por la innovación y la experimentación, donde empresas y consumidores se irán adaptando a los nuevos comportamientos de compra que minimizan el contacto físico mientras se trata de impulsar el aumento de las ventas. Comercios de todos los tamaños empiezan a imaginar cómo serán las nuevas tiendas y aquellos con una mayor visión de futuro están apostando ya por nuevas tecnologías y dispositivos para mejorar la experiencia de compra.

  • Una mayor adopción en el sector retail

Aunque muchas tecnologías de venta minorista que están ahora en vías de crecimiento existen ya desde hace algún tiempo, las circunstancias actuales han acelerado su adopción. Por ejemplo, las soluciones de pago móvil y sin contacto, podrían ser finalmente adoptadas en todo el mundo, incluida Europa, donde han estado creciendo de manera constante y se han acelerado con la pandemia. De hecho, según un estudio[1], más de la mitad de los consumidores (58%) que han utilizado los pagos sin contacto en el pasado tienen más probabilidades de utilizarlos ahora que antes del brote. Es probable además que los minoristas inviertan en soluciones de pago que den más autonomía a los clientes, como los dispositivos móviles de auto escaneo. Esta tecnología reduce aún más el contacto físico con el dependiente, acelera el pago en caja y evita las colas.

  • Nuevas responsabilidades

El papel del personal de la tienda se ha vuelto aún más importante en los espacios físicos. Estos empleados disponen de dispositivos móviles empresariales, que ayudarán a asegurar la limpieza de la tienda. Y es que la desinfección estandarizada será un proceso habitual incluso después de que la pandemia haya terminado. Además de estos dispositivos móviles, es probable que se vayan adoptando otras tecnologías como las luces UV para ayudar a limpiar y reducir la propagación de las bacterias. Diferentes investigaciones[2] han descubierto que el uso de la luz solar y el espectro de rayos UV puede ser una herramienta eficaz para luchar contra el virus. Una mayor atención en la limpieza de las tiendas asegurará que los clientes se sientan más cómodos cuando entren en ellas.

  • Cambiando el diseño de las tiendas en la “era del distanciamiento social”

Las tiendas tendrán que tener en cuenta las nuevas normas de distanciamiento social y ampliar los espacios abiertos, reduciendo las colas y limitando los puntos de contacto. Los consumidores se comportarán de forma diferente ya que lo que antes era una simple actividad de ocio ahora requiere preparación y planificación. A medida que los clientes vayan realizando más compras, las herramientas móviles de servicio al cliente tendrán más información. Además, se buscarán diseños flexibles y modulares, que permitan a los minoristas adaptarse a cambios en el futuro y se apostará por quioscos móviles de autoservicio en lugar de las habituales cajas de pago.

  • Mayor eficiencia con una gestión de inventario omnicanal

Muchos minoristas están experimentando un gran aumento en las ventas de comercio electrónico como resultado del Covid-19, lo que supone tener una mayor necesidad de mejorar la gestión del inventario. La comodidad y la seguridad en la recogida y entrega de los productos son clave para mejorar la experiencia de compra y la fidelidad del cliente. Por ello, la gestión del inventario juega un papel fundamental para evitar retrasos y asegurar las entregas. Además, los comercios pueden aprovechar las ventajas de las tecnologías de análisis prescriptivo y las soluciones de automatización para comprender mejor la demanda, mantener las estanterías llenas, evitar problemas en la cadena de suministro y reducir los costes de mano de obra asociados al mantenimiento del stock.

  • Buscando una nueva experiencia de compra

Incluso más allá de los cambios provocados por el Covid-19, los minoristas han reconocido la necesidad de ser flexibles cuando se trata de mirar al futuro. No podemos saber qué comportamientos de los consumidores han llegado para quedarse y cuáles son simplemente una respuesta temporal a la pandemia. En cambio, cada comercio podrá identificar sus propias oportunidades para evolucionar de la manera que mejor se adapte a su negocio. Aunque el futuro del comercio minorista pueda no parecerse a lo que imaginamos a principios de año, las tiendas siguen siendo capaces de aprovechar la tecnología para crear nuevas experiencias de compra.



[2] “Scientists Consider Indoor Ultraviolet Light to Zap Coronavirus in the Air,” New York Times, 2020. https://www.nytimes.com/2020/05/07/science/ultraviolet-light-coronavirus.html

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus