por Retail Actual 8 de julio, 2019 Conservas comentarios Bookmark and Share
< Volver

Conservas Artesanas Currimar nace como una iniciativa femenina, mujeres que aprendieron de la gente de Burela la forma tradicional de conservar el bonito con toda su calidad y todo su sabor.

La ventresca de bonito del norte es una auténtica joya al paladar. Ventresca sin deslaminar, para que conserve la película de grasa intermedia, que le potencia el sabor y la preserva de la oxidación.

Ingredientes:  Ventresca de bonito del norte, aceite de oliva y sal.
Consumo preferente: 6 años

  • Elaboración 100% manual, siguiendo el método tradicional: “como hecho en casa”
  • Selección escrupulosa de la mejor materia prima en puerto de origen
  • Producto Premium para un mercado gourmet
Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus