Publicidad Publicidad

Productos y soluciones para empresas de producción y distribución alimentaria

Helados artesanales veganos y vegetarianos para los consumidores que priman la salud y conciencia

por Retail Actual 16 de mayo, 2018 Congelados comentarios Bookmark and Share
< Volver

La Ibense Bornay, la compañía de helados más antigua de España (fundada en Sanlúcar de Barrameda en 1892), se desmarcó en 2016 de la competencia que ofertaba productos industriales sobre una base de grasa animal, al lanzar al mercado una línea vegana creada de forma artesanal. 

Esta gama, que se ha presentado en la reciente edición de Salón de Gourmets, cuenta con la certificación ‘V Label’, sello vegano oficial a nivel europeo, que garantiza que su elaboración es 100% a base de ingredientes de origen vegetal, no habiéndose utilizado ningún producto proveniente de animales. Son helados confeccionados de forma artesanal, siguiendo un proceso ético con el medio ambiente y la naturaleza, y libres de conservantes.

Actualmente, la colección de helados veganos de la Ibense Bornay está compuesta por cinco referencias, que se pueden encontrar en el canal de supermercados e hipermercados:

  • Línea de helados con aceite de oliva: Se trata de la primera gama de helados del mundo elaborada sobre una base de aceite de oliva. Una línea 100% vegetal, rica en ácidos oleicos, sin lácteos, gluten, aromas ni colorantes. Además es baja en sodio y en grasas saturadas. Cuenta con dos helados de certificación vegana: chocolate y vainilla & macadamia, siendo el tercero (almendras) vegetariano al tener un toque de miel.
  • Polo Isosport: Se concibió para ser el primer helado del mercado con propiedades reconstituyentes. Es un polo 100% natural realizado a base de zumo de naranja recién extraído y edulcorado con Stevia. Es muy bajo en calorías (tan sólo 32 Kcal. por unidad). Su ingesta permite reponer agua, hidratos de carbono y sales minerales (principalmente sodio), lo que resulta fundamental para que el cuerpo se recupere después de una actividad física prolongada, es decir, de más de una hora de duración o realizada con una frecuencia cardiaca elevada. Además su sabor a naranja, lo convierte en una opción muy apetecible para refrescarnos durante los meses de primavera y verano. 
  • Limones rellenos de sorbete: dos medio gajos de limón rellenos con el sorbete creado a partir de su zumo. 100% natural, sin aditivos, conservantes, gluten, lácteos, grasa ni huevo y muy bajo en calorías. Para este producto, se seleccionan del campo los limones cuando se encuentran en el estado perfecto de acidez y aroma, siguiendo criterios como color y tamaño. Menos de 24 horas después de su recolección se vacían de pulpa y zumo que se congela de manera inmediata, lo que permite mantener intactas las vitaminas, minerales y nutrientes. El helado artesano se presenta dentro de la misma cáscara. Ideal para terminar una copiosa comida, pues facilita el tránsito digestivo.
  • Mini sorbetes de limón con jalea de limoncello: seis mini-vasitos de 32 gramos se sorbete limón con jalea de limoncello. Elaborados totalmente a base de zumo fresco sin aditivos, ni conservantes. Producto sin gluten, lácteos, ni soja y bajo en calorías. Ideal para terminar una copiosa comida, pues facilita el tránsito digestivo. 
Publicidad

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus