por Retail Actual 22 de febrero, 2018 Embutidos comentarios Bookmark and Share
< Volver

De octubre a marzo tiene lugar La montanera, época de maduración de las bellotas en la dehesa que coincide con la última fase de alimentación de los cerdos ibéricos. Los cerdos de raza 100% ibérica de los que procede la selección de Montanera Esencia Única Covap son criados en libertad en su propio hábitat y alimentados de forma natural. Esto convierte a estas piezas de cerdo ibérico en un producto de un sabor, terneza y jugosidad inigualable. 

Cuatro piezas nobles de carne fresca: de auténticos cerdos de bellota 100% ibéricos, inscritos en el árbol genealógico. 

  • Secreto de Bellota 100% ibérico. Pieza ubicada en la parte interna del lomo del cerdo. Muy infiltrada de grasa, con poco magro, tiene un color pálido, más bien rosáceo, y una textura firme y sedosa. Suele prepararse a la brasa.
  • Presa de Bellota 100% Ibérica. Pieza ovalada y de color rojo intenso. Su infiltración de grasa le confiere una gran jugosidad y hace que sea muy agradable al paladar. Se cocina a la brasa, combinada con salsas con base de vino. 
  • Pluma de Bellota 100% Ibérica. Procede de la parte anterior del lomo. En forma de pluma o ala, es una pieza muy jugosa, por su equilibrio entre carne y grasa. Se puede preparar a la brasa o a la plancha, aderezada con sal en escamas. Combina muy bien con hongos.
  • Solomillo de Bellota 100% Ibérico. Esta pieza alargada se caracteriza por ser una carne muy magra y tierna. De color rojo oscuro, tiene poca infiltración de grasa y un sabor excepcional. Se recomienda su preparación a la plancha en medallones, acompañado de salsa a la pimienta o al vino tinto, o bien al estilo Wellington.
Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus