por RetailActual 12 de junio, 2014 Conservas comentarios Bookmark and Share
< Volver

Una exquisitez escasa de la que solo disponen de la cantidad que cada temporada el mar quiere obsequiar de estos tamaños excepcionales.

El mejillón gallego (Mytilus galloprovincialis), que crece en las bateas propiedad del conservero, es el que se utiliza para la elaboración de esta conserva, totalmente a mano, mimados desde su salida del mar hasta su destino final. Perfectamente limpios, fritos en aceite de oliva y con un suave escabeche. 

Ingredientes: Mejillones, aceite de oliva (15%), vinagre especias y sal.

Latas: RO-120, Capacidad: 120 ml., Peso neto: 115 gr., Peso escurrido: 78 gr.


Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus