por Retail Actual 14 de mayo, 2021 Empresa comentarios Bookmark and Share
< Volver

Danone avanza en su lucha contra el desperdicio alimentario e incorporará en los próximos meses la fecha de consumo preferente en aproximadamente el 80% de su porfolio en España.

El cambio de Danone en sus yogures para poner fecha de consumo preferente en vez de fecha de caducidad ha sido anunciado esta semana de la mano de Too Good To Go, movimiento de referencia que lucha contra el desperdicio de alimentos.

“El momento actual exige responsabilidad por parte de las empresas. Hemos preparado este paso con mucha dedicación y esfuerzo, especialmente desde la perspectiva de calidad y seguridad alimentaria”, explica Paolo Tafuri, director general de Danone España. “La crisis sanitaria, económica y social provocada por el Covid-19 ha puesto todavía más de manifiesto la necesidad de que empresas, instituciones y entidades sociales colaboren para poder mejorar la sociedad en la que vivimos", explica Tarufi.

Danone es una empresa B Corp y por esta razón ha tomado la decisión de cambiar la fecha de caducidad de sus yogures a fecha de consumo preferente. "Esperamos contribuir así a la lucha contra las graves consecuencias sociales, económicas y ambientales del desperdicio alimentario”, concluye Paolo Tafuri. La fecha de consumo preferente está siendo implementada de forma progresiva en el porfolio de yogures de Danone, en las referencias en las que se garantizan los máximos estándares de calidad y seguridad alimentaria.

Marcas como Danacol, Actimel y Alpro ya cuentan con este etiquetado. Durante los próximos meses se implementará en Vitalinea y Densia, y en septiembre le sucederán Activia, Danonino, marca Danone y Oikos. En total, el 78% de los productos de Danone en España contarán con fecha de consumo preferente.

Futuro sin fecha de caducidad: llega el sello "Mira, huele, prueba"

Junto a Too Good To Go, movimiento referente en la lucha contra el desperdicio de alimentos, Danone promueve iniciativas de concienciación con el objetivo de despertar la conciencia sobre un futuro sin fecha de caducidad: con menos desperdicio alimentario y una reducción de la huella de carbono.

La lucha de Danone contra el desperdicio alimentario se origina por dos motivos principales. Por un lado, hay millones de personas que pasan hambre en el mundo mientras se desechan toneladas de comida. Por otro, el desperdicio de alimentos es responsable del 7% de las emisiones de gases de efecto invernadero. Por ejemplo, salvar del desperdicio 1 kg de yogur (8 unidades), supone salvar 1,8 kg de emisión de CO2, según datos de DanPrint, herramienta interna desarrollada por Danone que permite medir las toneladas de CO2 liberadas a la atmósfera.

Danone colabora con Too Good To Go para sumar esfuerzos y, desde la didáctica, concienciar a los consumidores sobre el desperdicio alimentario y sus consecuencias. Según apunta Too Good To Go, más de la mitad de los consumidores españoles no saben diferenciar entre fecha de caducidad y fecha de consumo preferente. Helena Calvo, responsable de proyectos de sensibilización de Too Good To Go, explica que “los yogures son un alimento icónico, disponible en casi todas las neveras. Por ello aplaudimos que Danone se una a esta lucha haciendo el cambio de fecha y sumándose a nuestra iniciativa “Fechas con sentido: Mira, Huele, Prueba”, que tiene como objetivo explicar al consumidor que debe utilizar los sentidos para comprobar si las características de sabor y olfato de los alimentos permiten que sean consumidos una vez pasada esa fecha”, concluye Helena Calvo.

Un cambio necesario en un momento excepcional Danone forma parte del movimiento “Marcas Waste Warrior” de Too Good To Go, una comunidad de marcas comprometidas con la lucha contra el desperdicio de comida. Según la Comisión Europea, el etiquetado de los alimentos es el responsable del 10% de toda la comida que se desperdicia en la Unión Europea. La fecha de consumo preferente indica el momento hasta el cual el alimento conserva la calidad prevista, una vez sobrepasada esta fecha, aunque pueda haber cambios de sabor, olor o, textura, el alimento sigue siendo seguro para su consumo siempre que esté en buenas condiciones de conservación y mantenga su envase en buen estado. La fecha de caducidad, en cambio hace referencia a la seguridad del alimento, por lo que no se debería consumir nada caducado, independientemente de su estado o conservación.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus