por Retail Actual 21 de octubre, 2016 Empresa comentarios Bookmark and Share
< Volver

La Indicación Geográfica Protegida Tomate La Cañada ha aprobado la nueva composición de su consejo regulador, que ha quedado formado por diez personas y que sigue estando presidido por Francisco López Martínez, director general de Vegacañada.

El nuevo consejo regulador de la Indicación Geográfica Protegida Tomate La Cañada presenta como principal novedad de este nuevo consejo regulador el hecho de que el presidente de Biosabor SAT, Francisco Belmonte Méndez, pasa a ocupar el cargo de vicepresidente del consejo, mientras que el gerente de Casur SCA, Antonio María Martín Campos, continuará también ocupando la responsabilidad de secretario del mismo.

Hay que recordar que, tras la incorporación de la empresa Luis Andújar, la IGP Tomate La Cañada está integrada por ocho empresas, que son Agroponiente Natural Produce, Biosabor SAT, Casur SCA, Coprohníjar, Costa de Níjar, Luis Andújar, Parquenat y Vegacañada.

Campaña de la IGP Tomate La Cañada

El consejo regulador de la IGP Tomate La Cañada afronta una campaña que se entiende y define como muy importante para su futuro, tanto desde el punto de vista del negocio como de la consolidación como elemento aglutinador del tomate de calidad y sabor en Almería. En el ámbito del negocio, en los últimos años se han abierto diferentes líneas comerciales que han de consolidarse, asentarse e incrementarse a lo largo de esta campaña, tanto en España como en otros países europeos; mientras que en origen, la llegada a los ocho integrantes en la IGP supone un importante paso adelante, que desde la misma se espera refrendar y aumentar a lo largo de esta temporada agrícola, con la incorporación de más empresas.

El presidente de la IGP Tomate La Cañada, Francisco López Martínez, asegura que “la IGP está llamada a ser un pilar importante del negocio agrícola del tomate en Almería y en un factor fundamental en los mercados en cuanto a la comercialización de este producto. Se ha hecho lo más difícil, que era obtener la catalogación y consolidar nuestra estructura. Ahora queda hacer de la IGP Tomate La Cañada un instrumento comercial que sirva para que nuestras empresas vean reconocida la calidad de nuestro producto. Empresas que han trabajado y siguen trabajando mucho por dotar al tomate de Almería, al Tomate La Cañada de elementos diferenciales; y a las que se podrán unir otras empresas que también cumplan con los requisitos marcados”.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus