por Retail Actual 14 de octubre, 2021 Punto de venta comentarios Bookmark and Share
< Volver

Samuel Mueller, CEO de Scandit

El sector minorista se ha enfrentado a muchos cambios durante la pandemia y ha estado en el centro de atención a consecuencia de las restricciones, el distanciamiento social y las medidas para mejorar la experiencia de clientes y empleados. Según avanzamos hacia la ‘nueva normalidad’, algunos compradores siguen mostrándose cautelosos al adquirir productos y servicios en las tiendas de manera presencial. Y es aquí donde las innovaciones que muchos comercios han adoptado a lo largo de la crisis seguirán dando su fruto en el futuro.

Para que las tiendas retomen su plena actividad presencial, deben centrarse en dos aspectos clave: la confianza del consumidor y una experiencia de mayor calidad. Y es que, según las previsiones de la consultora Ipsos, el deseo de una tienda limpia y sin contacto se mantendrá después de la pandemia. La innovación será de nuevo necesaria para reimaginar la experiencia digital en la tienda deseada por el comprador. 2020 fue un año de transformación digital en el comercio minorista. Muchas tiendas evolucionaron hacia nuevos modelos como entrega a domicilio, entrega in situ (‘click and collect’/’call and collect’) y compras sin contacto (‘escanear y llevar’, donde el propio cliente escanea el código de barras de sus compras y luego paga).

Según un estudio realizado por Scandit, siete de cada diez comercios (el 68%) consideran que la tecnología Scan & Go en los smartphones resulta clave para dar a los consumidores la confianza necesaria para volver a las tiendas y respetar la distancia social. Además, los comercios pueden aprovechar este tipo de herramientas digitales para ofrecer una experiencia de cliente más completa.

La misma aplicación Scan & Go permitiría, por ejemplo, que los clientes gestionen entregas a domicilio o incluso puedan crear listas de la compra digitales en casa para luego encontrar y comprar rápidamente los productos en la tienda. Igualmente, el imparable aumento de las compras online durante la pandemia ha llevado a un replanteamiento fundamental de los modelos de negocio y a centrarse en la mejora de los procesos con capacidades de escaneo para las compras móviles, la autofacturación, el sistema ‘click and collect’, la gestión de inventarios y estanterías o las pruebas de entrega.

Recoger pedidos con auto-escaneado móvil y tecnologías complementarias

Aquí es donde la simplicidad y la velocidad de tecnologías como el auto-escaneado móvil entran en juego. Muchas compañías líderes en logística y distribución ya estaban familiarizadas con el uso de la visión por ordenador en smartphones para identificar y recoger los paquetes de los almacenes de clasificación y las furgonetas de reparto y proporcionar una prueba de entrega en la puerta del destinatario. Siguiendo este ejemplo, un gran número de comercios minoristas han acelerado el despliegue de tecnologías de escaneado de alto rendimiento en los móviles de empleados y clientes.

Y veremos más innovaciones tecnológicas que ofrezcan esta experiencia enriquecida, como superposiciones de Realidad Aumentada para mostrar la información del producto sin que los clientes tengan que buscarla a través del navegador web de su smartphone mientras están en la tienda.

El comercio sin contacto ya era una tendencia antes de la pandemia, acelerada por las particularidades del pasado año. En esta nueva y valiente fase postpandémica del comercio minorista, estas innovaciones no sólo han llegado para quedarse, sino que es una exigencia del propio consumidor para contar con una mejor experiencia en la tienda

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus