por Retail Actual 20 de septiembre, 2021 Punto de venta comentarios Bookmark and Share
< Volver

Adela de Toledo, Country Manager de Pure Storage.

Las compañías minoristas están tratando de acelerar el crecimiento empresarial tras la montaña rusa que han vivido en los últimos 18 meses. En realidad, los confinamientos y las turbulencias económicas no han afectado a todas por igual, unas han prosperado durante este periodo, mientras que otras están luchando por mantener su rentabilidad. Las que han crecido lo han hecho normalmente de manera digital, mediante soluciones de comercio electrónico con una experiencia de cliente potente. La presencia online constante se ha convertido en la mínima experiencia que muchos clientes esperan.  Para mantener un fuerte ritmo de recuperación las compañías minoristas tienen que gestionar cuidadosamente los elementos empresariales que están bajo su control, para minimizar las posibles repercusiones que puedan tener los factores externos. Y uno de los puntos clave para los minoristas debe ser centrarse en el riesgo de sufrir ataques de ransomware.

Un ataque de ransomware es una forma de ciberataque en el que los piratas informáticos logran penetrar en la red de una organización y cifrar sus datos. En la práctica, esto impide que la organización pueda funcionar, ya que los datos bloqueados suelen ser esenciales para el funcionamiento normal de la empresa. Después los delincuentes exigen el pago de un rescate, muchas veces en criptomonedas, para liberar los datos cifrados. En ocasiones, los atacantes no solo encriptan los datos, sino que también los hacen públicos, lo que puede ser muy perjudicial para la reputación de la organización. Por otro lado, el pago del rescate no siempre garantiza que los datos vayan a ser desencriptados. Y lo que es peor, esto muestra a los ciberdelincuentes que la organización está dispuesta a pagar un rescate, lo que hace que sea más probable que el mismo grupo la ataque de nuevo en el futuro.

El riesgo de sufrir un ataque de ransomware es alto

Los rescates de ´ransomware´ provocaron en 2020 pérdidas de mínimo 125 millones de euros a firmas españolas, según Emsisoft. Por su parte, Check Point calculaba que de julio a septiembre de 2020 los ataques de ransomware crecieron un 160% en España.  Las empresas minoristas se pueden ver afectadas por ataques de ransomware de manera directa e indirecta. Por ejemplo, si el minorista sufre un ataque directo, esto puede impedir que opere durante un periodo de tiempo. Si esto ocurre en su época de más actividad comercial o en las horas punta, el impacto sobre los ingresos puede llegar a ser muy importante. Un ataque indirecto puede afectar a la cadena de suministro de la empresa minorista. Si esto se produce, el minorista puede tener problemas para disponer de las existencias suficientes con las que satisfacer la demanda o, si el minorista tiene que enviar los productos a los clientes, la entrega puede sufrir retrasos. En ambos casos, la experiencia del cliente se verá afectada y la reputación de la empresa minorista puede resultar perjudicada.

El riesgo de sufrir un ataque de ransomware es alto, por lo que es necesario que las empresas minoristas actúen de manera proactiva para protegerse. Para muchas de ellas, la protección consiste en dotarse de herramientas de ciberseguridad pensadas para evitar que se produzca un ataque. Estas herramientas son esenciales; sin embargo, el ransomware es realmente insidioso y con frecuencia encuentra brechas que la empresa minorista ni siquiera sabía que existían. Cuando esto sucede, al minorista no le queda otra alternativa que elegir entre pagar el rescate y esperar que los atacantes liberen su información o negarse a hacerlo y comenzar el laborioso proceso de intentar volver a poner en marcha la empresa. Para la mayoría de las compañías minoristas ninguna de las dos opciones es especialmente atractiva.

Cuando se ha producido un ataque y si la empresa minorista no tiene la intención de pagar el rescate, el siguiente paso suele ser restaurar los datos a partir de las copias de seguridad. La mayoría de los minoristas tienen copias de seguridad de los datos para garantizar la continuidad del negocio. Sin embargo, la restauración de los datos a partir de los sistemas de copia de seguridad tradicionales no ofrece ninguna garantía y puede pasar mucho tiempo hasta que la empresa esté lista para empezar a operar con normalidad. Por otro lado, si los datos de backup están dañados, al minorista no le quedará otra opción que pagar el rescate.

Esta situación se puede evitar eligiendo una solución de almacenamiento de datos de backup que bloquee los datos, protegiéndolos de los ataques maliciosos. Estos sistemas pueden crear una copia instantánea de los datos de backup y de los catálogos de metadatos asociados, lo que impide que los propios datos puedan sufrir cualquier tipo de modificación. Esto significa que no pueden borrarse, cifrarse o modificarse; en otras palabras, son inmunes a los ataques de ransomware.

Una copia instantánea de datos es la mejor manera de mantener los datos seguros frente a los delincuentes que pretenden llevar a cabo el ataque de ransomware. También permite que la empresa minorista restaure los datos de un modo rápido y eficaz, al reunir todos los datos de los diferentes silos del minorista sin que el funcionamiento se ralentice. Esto significa que la empresa minorista puede volver a operar y a centrarse de nuevo en la aceleración de su negocio.

Con el ransomware al alza, las empresas minoristas deberían revisar su solución de almacenamiento de datos más pronto que tarde y plantearse una solución que incluya las copias instantáneas de los datos, ya que, de este modo, si un ataque tiene éxito, se encontrarán en una posición óptima para operar de nuevo rápidamente y volver a una situación de aceleración del negocio.

Pure Storage permite a los especialistas en tecnología ahorrar tiempo ya que ofrece una experiencia de datos moderna que permite a las organizaciones ejecutar sus operaciones como un auténtico modelo automatizado de almacenamiento como servicio a través de múltiples nubes. Como una de las empresas de TI empresarial de más rápido crecimiento de la historia, Pure ayuda a sus clientes a utilizar los datos mientras reduce la complejidad y el gasto de administrar la infraestructura detrás de ellos. Y con un índice de satisfacción del cliente certificado alcanzado por solo el 1% de las empresas B2B, Pure cuenta con una lista de clientes en constante crecimiento que se encuentran entre los más satisfechos del mundo.


Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus