por Retail Actual 2 de junio, 2021 Consumo/Tendencias comentarios Bookmark and Share
< Volver

Artículo sobre el vino y el nuevo perfil de consumidor joven que consume redes sociales, firmado por Mark O’Neill, fundador de The Wine Place, DipWSET (Diploma Wine & Spirit Education Trust) y creador junto a la influencer Mery Turiel del vino Mute Pink Moscatel.

El negocio del vino aquí en España, en general, no comunica bien con los jóvenes profesionales con disponibilidad económica. Para ellos, el vino es algo complicado y en cierta medida irrelevante en su estilo de vida. En nuestra tienda, The Wine Place, en Valencia y también online, llegamos a diferentes perfiles de la sociedad, y vemos que, cuando se trata de los mencionados jóvenes profesionales, estos tienden a comprar vino para regalar, más que para ellos mismos, porque, como a menudo nos dicen, “yo no tengo ni idea de vino”.

Mantuve una conversación parecida con Mery Turiel, una de las principales influencers en Instagram, desde donde apoya y recomienda marcas de gran prestigio a su multitud de seguidores. Esta joven disfruta de manera ocasional de una copa de vino, pero cuando llegaba el momento de elegirlo, lo encontraba algo confuso, con tantos vinos entre los que elegir, y debido también a la terminología que se usa. Así que le sugerí la idea de hacer un vino para ella, involucrándose en cada etapa y aspecto del proceso, desde la producción del vino al diseño y al packing.

Ha sido éste un proyecto único, ya que no es solo Mery Turiel respaldando un producto de una determinada marca, este vino iba a llevar su nombre e iba a interesar a sus seguidores, que iban a querer probar un vino hecho por ella. Así es como comenzó el Proyecto Mute.

Mute Pink Moscatel, un vino creado para la generación de Instagram

Mery Turiel eligió el concepto Mute porque, para una persona con un estilo de vida frenético, este vino representaba su momento de calma y relajación, algo como pulsar el botón de “mute” en su Iphone. Además de ello, el diseño, tan elegante, iba a llamar la atención en cualquier escenario.

A comienzos del verano de 2020, la conocida instagramer vino a The Wine Place, para realizar un curso intensivo de iniciación al vino, aprendiendo cómo catar, cómo se hace el vino, y los principios del maridaje. Posteriormente realizamos una cata a ciegas de una selección de vinos, para encontrar los estilos y sabores preferidos. El estilo que más encajó con sus preferencias fue uno aromático, con aromas y sabores a cítricos y frutas tropicales.

Ahora que ya teníamos una indicación del estilo de vino que queríamos, el siguiente paso era decidir dónde hacerlo. María tiene raíces valencianas y un gran apego a esta tierra, así que acordamos que tendríamos que hacer un vino del Mediterráneo. De acuerdo con sus preferencias durante la cata, decidimos hacer un vino con Moscatel, una uva autóctona del Mediterráneo. Por indicación de ella, el vino debía ser además orgánico y apto para veganos y vegetarianos.

Por suerte, pudimos trabajar con un viticultor de uva orgánica, que tenía la Moscatel Petits Grains, en viñedos situados en las colinas de Utiel, aproximadamente a 100 km. en el interior de Valencia. Queríamos hacer algo diferente, así que decidimos añadirle algo de la variedad de uva local Bobal a la uva blanca Moscatel, para hacer un Pink Moscato orgánico.

El segmento del mercado español para el Rosé es muy pequeño, y para Rosé premium es prácticamente inexistente. Sin embargo, Mute se creó para un público seguidor de Instagram y no se focalizó en el mercado tradicional del vino.
 
Cada uno de los aspectos del diseño fue especial y cuidadosamente creado para un público más joven, que ya de entrada iba a encontrar atractivo tanto el vino como el packaging, y lo iba a considerar un lujo asequible.

Nos decidimos por un tapón de cristal. De hecho, el elegido fue uno importado de la República Checa especialmente para este proyecto, que iba a conseguir que la botella sobresaliese todavía más. La botella misma, con su base tan singular, fue importada de Francia, y junto al tapón de cristal, inmediatamente consigue llamar la atención del perfil de consumidor que se pretendía atraer al diseñarlo.

El tirón de Instagram para el mercado de los vinos

Tuvimos dos días de rodaje para la creación del contenido del vídeo de lanzamiento de Mute Pink Moscatel, en diferentes localizaciones y lugares, algo que no se había hecho con anterioridad, para crear una enorme expectación en Instagram antes de su lanzamiento oficial. A ello le siguió una serie de pre-ventas, con stock limitado a un precio de 15,95€.  

Cuando comenzó la primera preventa, 10.000 personas trataron de acceder a la web de  Mute ¡en los primeros 5 minutos!, algo inédito, según mi experiencia, en el mundo del vino, ¡y que hizo que el servidor colapsara! Después de realizar algunos ajustes técnicos fortaleciendo el servidor, durante las preventas se vendió todo el stock en pocas horas, antes del lanzamiento oficial.

En los dos meses que Mute Pink Moscatel lleva a la venta ha quedado claro que nuestra colaboración con Mery Turiel ha llegado a un segmento del mercado con el que la industria del vino tiene que conectar, de una manera que se haga presente en su estilo de vida.
 
Yo no soy un experto en publicidad o marketing, pero algo que tengo claro es que dependiendo de cómo, dónde y de quién recibimos la información y el entretenimiento, tiene que ser fragmentado pero a la vez específico, y requiere de diferentes mensajes. Mi hija y sus amigas ven Youtube 24/7. Otros están constantemente en Instagram o donde sea.

Aquí en España el Proyecto Mute ha conseguido un pequeño avance en lo que se refiere a comunicar con un público novel respecto al vino, y esperemos que a éste le seguirán otros proyectos, para que la gente comience a disfrutar bebiendo buenos vinos.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus