por Retail Actual 10 de octubre, 2018 Pescado comentarios Bookmark and Share
< Volver

Royal, marca insignia de Copesco-Sefrisa, ha apostado por una imagen más actual en toda la gama. Esta categoría de producto está compuesta por: Desmigado, Filetes, Lomos sin espinas, Palitos sin espinas y Solomillos, consolidándose en el último año ya que permite preparar cualquier receta de forma práctica y rápida.
 
El nuevo packaging está compuesto únicamente por plástico monomaterial, lo que implica una fácil reciclabilidad y la recuperación del 100% del pack para nuevos usos. Este nuevo diseño incorporará además un sistema de fácil apertura, lo que supone mayor facilidad y comodidad de uso, sin renunciar a la frescura habitual del producto.

Máxima frescura del producto y rendimiento

Copesco & Sefrisa obtiene su producto de alta calidad de la especie Gadhus Morhua, el auténtico bacalao. Éste es capturado y fileteado en pocas horas para garantizar la máxima frescura del producto. El resultado es un producto que proporciona una gran versatilidad, buena presencia y un óptimo rendimiento en cocina.
 
En el proceso de desalado se combina el método tradicional con los más estrictos controles y con la ayuda de tecnología. En primer lugar se hace una minuciosa selección de las piezas cortadas de bacalao salado y se clasifican según su peso. Para seguir el proceso artesanal de desalado, las piezas seleccionadas se depositan en unas cubetas con agua refrigerada en una sala a muy baja temperatura. Una vez finalizado el desalado, las piezas se envasan o se ultracongelan.
 
La presentación final del bacalao desalado es muy variada y ofrece formatos que se adaptan tanto al consumidor, que lo elige en las grandes superficies; como a los profesionales de la hostelería que lo ofrecen en sus establecimientos.

Publicidad

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus