por Retail Actual 22 de mayo, 2018 Infantiles comentarios Bookmark and Share
< Volver

La empresa de alimentación Ángel Camacho, fabricante entre otros muchos productos de las aceitunas Fragata, de las mermeladas La Vieja Fábrica y de las infusiones funcionales Susarón, acaba de lanzar al mercado una gama de alimentación infantil. Siguiendo el proceso de diversificación marcado en su plan estratégico, la compañía sevillana, bajo su marca La Vieja Fábrica, ha creado una cuidada línea de alimentación infantil basada en frutas y que ha denominado La Vieja Fábrica Peques.

El trabajo previo ha implicado dos profundas investigaciones de mercado, en las que, entre otras cosas, se ha podido testar el producto real con los propios bebés. Así, La Vieja Fábrica Peques llega a los lineales con dos gamas de productos: una línea de seis potitos de fruta, cuatro de ellos con mezclas de frutas y dos que además de la fruta añaden galletas; y una línea de cuatro bolsitas (pouches) de frutas, formato que en los últimos años ha irrumpido de forma importante en el mercado de la alimentación infantil.

La Vieja Fábrica Peques es el resultado de la experiencia, tradición y cuidado de las materias primas. Se selecciona únicamente la mejor fruta, con un proceso de elaboración tradicional, “como antes, como hecha en casa”, que busca conquistar el paladar de los más pequeños de la casa, y la confianza de sus padres. Todas las referencias destacan por un etiquetado totalmente limpio: 100% frutas, 100% natural, sin aditivos, sin azúcares añadidos, sin gluten y con vitamina C. Además, La Vieja Fábrica Peques no utiliza almidones ni espesantes, y tampoco aceite de palma en las variedades que contienen galleta.

El elegante y cuidado diseño del packaging, así como un precinto de seguridad en los potitos, que supone una doble seguridad para los consumidores (cierre hermético y precinto de seguridad), refuerzan el atractivo de estos productos

 

 

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus