por Retail Actual 17 de mayo, 2021 Empresa comentarios Bookmark and Share
< Volver

Según recuerda Aecoc, los profesionales de la cadena de valor de la alimentación y productos esenciales no han entrado aún en ningún plan preferente de vacunación pese a ser reconocido un sector esencial durante el confinamiento y toda la pandemia.
.

España avanza a buen ritmo de vacunación, el 30% de la población está ya inmunizada y también prácticamente todos los profesionales considerados esenciales. Sin embargo, tan sólo el 1,5% de los profesionales de las empresas del gran consumo (comercios, industria alimentaria, sector primario…) ha tenido acceso a la vacuna, tal y como recuerdan desde Aecoc.

Resulta especialmente preocupante para un colectivo de empresas que, desde el inicio de la pandemia, ha redoblado sus esfuerzos para servir al conjunto de la sociedad y que depende del trabajo presencial de la mayoría de sus trabajadores para poder seguir garantizando esos servicios de primera necesidad. Las empresas y sus trabajadores no entienden por qué, tras haber sido reconocidos como profesionales esenciales, se han quedado fuera de todos los planes de vacunación avanzada, especialmente tras haber ofrecido insistentemente su colaboración a participar activamente del proceso de vacunación.

Tras el ejemplo de la vacunación en Seat

Es especialmente llamativo el hecho de que los profesionales del sector no hayan sido incluidos en el grupo 6 de vacunación -tal y como les correspondería de acuerdo a la definición del grupo- y que se hayan quedado relegados, cuando el proceso de vacunación ha alcanzado ya al grupo 10.  (*)

En este contexto, las empresas del sector consideran una oportunidad la experiencia puesta en marcha en la fábrica de Seat en Martorell -la primera de estas características que se desarrolla en España- y esperan que sirva para demostrar cómo la participación activa de las empresas en el proceso de vacunación puede ayudar a agilizar un proceso en el que va a ser imprescindible aumentar los recursos ante la llegada masiva de vacunas.        

En ese sentido, el sector considera que, tras el anuncio del presidente del Gobierno de la llegada de 17 millones de vacunas, se hace especialmente necesario disponer todos los recursos existentes para conseguir la inmunidad de rebaño en el menor tiempo posible. En esta fase del proceso ganar un solo día resulta determinante.

Protocolo de vacunación al servicio de las CC AA

En este contexto, las empresas del sector recuerdan su ofrecimiento de colaborar con el sistema público de salud, poniendo a disposición todos sus medios disponibles para tratar de contribuir a agilizar el proceso de vacunación y conseguir lo antes posible los altos porcentajes de “inmunización” anunciados por el Gobierno.

Las empresas ofrecen a las Comunidades Autónomas un plan de apoyo para la administración de las vacunas por varias vías:

• A través de las mutuas colaboradoras con la Seguridad Social: Con este modelo las mutuas podrían vacunar a los cerca de 18 millones de trabajadores a los que actualmente ya dan cobertura y esto facilitaría la participación en la estrategia de empresas de todos los tamaños.

• A través de los servicios sanitarios de las empresas: Las empresas que dispongan de servicios sanitarios pueden ponerlos a disposición para colaborar en la vacunación de los trabajadores, aliviando el sistema público con un recurso ya existente.

• Mediante la contratación voluntaria de los medios externos necesarios para vacunar a sus trabajadores: De esta forma las empresas facilitan la vacunación de su personal, al tiempo que descongestionan los servicios públicos de salud.

Cooperativas agroalimentarias, aliados para la vacunación Covid-19

Es importante destacar que buena parte de las compañías del sector disponen de gran número de centros repartidos por todo el país para poder vacunar y que también las cooperativas agroalimentarias pueden contribuir notablemente a dotar al plan de la capilaridad necesaria para que ningún colectivo o zona quede relegada en el plan de vacunación.

Asimismo, algunas empresas del sector disponen de experiencia previa en grandes campañas anuales de vacunación, por lo que pueden acreditar su solvencia técnica para colaborar en el plan con las autoridades sanitarias.

Por ello, las organizaciones del sector consideran que el papel de las empresas es vital para sumar recursos al sistema público de cara a salvaguardar la salud del mayor número posible de personas y evitar costes innecesarios que permitan avanzar en recuperación social y económica del país, siempre bajo la tutela de las administraciones que gestionan el plan de vacunación. Las empresas han dado el paso, pero necesitan conocer qué requisitos necesitan las CC AA para trabajar en ellos, marcando los detalles de esta colaboración público-privada.

En cualquier caso, y sea cual sea el modelo escogido, en la cadena de valor del gran consumo los planes de vacunación deberían realizarse en estrecha colaboración con las empresas, a los efectos de poder adaptarlas a las circunstancias de los distintos centros de trabajo y poder gestionar adecuadamente las posibles bajas e incidencias de cara a poder mantener y garantizar el buen servicio al consumidor y al conjunto de la sociedad.


* Grupo 6. Colectivos con una función esencial para la sociedad, desarrollando su actividad con carácter presencial, al menos una parte de la jornada

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus