por Retail Actual 2 de julio, 2019 Empresa comentarios Bookmark and Share
< Volver

La start-up española Revoolt, especializada en las entregas de última milla para el sector de la alimentación, ha presentado el acuerdo con Scoobic en la pasada feria eDelivery 2019 que le convierte en la primera empresa logística española en incorporar a su flota el nuevo modelo Scoobic Light con cajón de frio.

A partir del próximo septiembre, Revoolt va a empezar a llevar la compra a casa a bordo de este innovador vehículo, con el que va a revolucionar las entregas urbanas en el centro de las ciudades. Los clientes de la compañía serán los primeros en España que podrán beneficiarse de la incorporación de un vehículo específicamente diseñado para mejorar la logística urbana y que permitirá incrementar el número de operaciones diarias que actualmente se llevan a cabo, además de ayudar a reducir atascos y eliminar ruidos y malos humos.
 
El Scoobic Light diseñado para la compañía controla una temperatura desde menos 20 a más 25 grados, cumpliendo así con los más altos estándares de normativa europea respecto al reparto urbano de alimentos. Su cajón puede llevar un volumen de hasta 1.200  litros de carga. El vehículo, al igual que el resto de vehículos de la flota, estará conectado con la plataforma en la nube de la compañía Revoolt para monitorizar en tiempo real la localización, consumos, temperatura de la mercancía, etc., informando así de cualquier posible incidencia durante los servicios de entrega.  

Apostando por la logística del futuro

“El acuerdo que hemos firmado con Scoobic refuerza la filosofía con la que nacimos: convertirnos en el operador ‘000 emisiones’ (cero humos, cero atascos y cero ruidos) de referencia, que defina cómo debe ser la logística en la última milla del futuro”, indica Ángel Sánchez, CEO de Revoolt. “Las ciudades son cada vez más restrictivas en cuanto a tráfico y contaminación acústica y medioambiental, y sólo habrá hueco para aquellos operadores que sepan adaptarse y acompasar estos cambios”.
 
“La logística en la última milla demanda vehículos más ligeros que permitan acercarse al mismo punto de entrega sin generar problemas de movilidad derivados del aparcamiento temporal. Por este motivo, hemos encontrado en Scoobic el partner perfecto que entiende y da respuesta a nuestras necesidades”, añade Sánchez.
 
José María Gómez, CEO de Scoobic, resalta a su vez que “este vehículo es perfecto para el reparto de productos que requieren una temperatura controlada. En la opción furgoneta suelen viajar mal, aparcar con dificultad… y acumular multas. Los estudios y pruebas piloto que hemos realizado con Revoolt nos han demostrado que la gran ventaja de utilizar vehículos más pequeños y estrechos es poder realizar más entregas en menos tiempo y, por tanto, obtener más ingresos”.
 

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus