por RetailActual 30 de junio, 2014 Actualidad comentarios Bookmark and Share
< Volver

La encuesta de la OCU de satisfacción en supermercado indica que éste es el factor que más importa para hacer la compra. Han participado 5.000 hogares.

El precio cada vez pesa más en la decisión de compra del consumidor, por delante de la calidad o variedad. Tal y como señala la encuesta de satisfacción en supermercados de la OCU, la actual situación de crisis económica ha hecho que muchos consumidores reduzcan su nivel de exigencia aumentando la cuota de mercado de los establecimientos de descuento como Aldi, Lidl o Día. Sin embargo, aunque un 60% de los hogares españoles compre en Mercadona, se puede detectar un menor entusiasmo hacia la cadena de supermercados valenciana precisamente por la falta de variedad de productos en sus lineales, según apuntan desde la Organizacion de Consumidores y Usuarios.

Por contra, establecimientos con precios más elevados como Bon Preu, El Corte Inglés o Hipercor, lideran el ranking de cadenas gracias a la alta calidad de los productos y a la variedad que los consumidores encuentran en ellos. El estudio de OCU afirma que los factores que atraen a los clientes a los supermercados no son siempre los mismos. Precio, variedad, calidad, comodidad o cercanía son elementos que se tienen en cuenta a la hora de decantarse por uno u otro establecimiento, siendo Alcampo y Gadis los que presentan un mayor equilibrio entre todos estos factores.

La encuesta muestra que los mejor valorados son la facilidad para la devolución de los productos, el sitio para aparcar o la posibilidad de hacer todas las compras en el mismo sitio. Por el contrario, lo que menos le satisface es la existencia de largas colas para pagar, la evolución de precios en los últimos tiempos o la escasa variedad de marcas de la oferta.

Comercio tradicional resiste
De la encuesta realizada por OCU también se deduce que los consumidores se muestran cada vez más favorables a la posibilidad de comprar en domingos y festivos, especialmente en el caso de los consumidores de Madrid, Baleares o Murcia. Sin embargo, aún el 47% de los encuestados sólo lo considera como una opción en caso de urgencia, siendo Asturias, Navarra y Galicia las comunidades donde se muestran más reacios a comprar en estos días.

Finalmente, en cuanto al comercio tradicional, los resultados del estudio de OCU muestran que aunque la cuota de mercado de estos establecimientos sufre una caída y han perdido primacía en algunos terrenos como es en el caso del pescado, siguen siendo la opción preferida para la compra de productos frescos. Así, el 58% de los consumidores acuden al horno o a la tahona para comprar el pan, el 54% acuden a la frutería y el 52% compra la carne en la carnicería tradicional del barrio o del mercado.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus