por Retail Actual 18 de enero, 2021 Dulces comentarios Bookmark and Share
< Volver

El regreso de Nestlé Jungly, que dejó de comercializarse hace cinco años, es un hecho insólito ya que nace del diálogo directo entre la compañía y el consumidor. La interacción a través de las redes sociales y el servicio de atención al cliente ha sido clave para que la tableta más esperada del mercado vuelva a estar de venta al público en las próximas semanas.

“¿Por qué nos dejaste Nestlé Jungly?”, “Toda España lo está pidiendo”, “Hacerme feliz cuesta poco, ¡que vuelva!” son algunos de los comentarios que vemos en Internet, además de numerosas peticiones en la plataforma Change.org y las cerca de 10.000 conversaciones generadas en social media solo en el último año. Unas menciones que, animadas por algunos influencers, se han hecho tan virales que han rozado ser trending topic nacional y se han transformado en centenares de consultas y peticiones directas en el servicio de atención al cliente. Todos pedían lo mismo: el regreso de Nestlé Jungly.
 
“Hemos visto cómo han creado hasta un perfil propio de la tableta para pedir que vuelva, cómo han organizado recogidas de firmas e incluso que seguían guardando las fichas de animales que venían en las tabletas o regalos de merchandising a modo de colección. Además, han sido constantes para compartirlo directamente con nosotros a lo largo de estos años y hacernos llegar su mensaje: que realmente querían que volviésemos a apostar por Nestlé Jungly. Ahora era nuestro turno y hemos querido darles la mejor de las respuestas”, destaca Joan Moreno, responsable de Marketing de Tabletas Nestlé.

Nestle Jungly, un clásico con cacao sostenible y leche de la cornisa cantábrica

De nuevo, Nestlé Jungly se producirá en la fábrica de Nestlé en La Penilla de Cayón (Cantabria) siguiendo la receta que encandiló al público en el pasado y con la misma imagen. La tableta de chocolate con leche y trocitos de galleta se elaborará con leche de la cornisa cantábrica y con cacao obtenido de forma 100 % sostenible a través de Nestlé Cocoa Plan, un programa que tiene la voluntad de conseguir una producción de cacao más sostenible y de mayor calidad. También contará con el sello de Rainforest Alliance, que certifica unos estándares de producción sostenibles, ambientales, sociales y económicos.
 
El centro de producción cántabro, el primero que instaló Nestlé en España en 1905, recupera así uno de los productos más aclamados que han pasado por sus líneas de producción en las que, desde hace años, se elabora también el emblemático chocolate con leche Nestlé Extrafino o el surtido de bombones Nestlé Caja Roja.
 

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus