por Retail Actual 7 de diciembre, 2020 Empresa comentarios Bookmark and Share
< Volver

La semana pasada se celebró un debate sobre el futuro del comercio y la hostelería en la Sociedad Técnica de Tramitación y el Colegio de Aparejadores de Madrid. La Confederación Española de Comercio reclama un plan urgente de ayudas directas y no préstamos. La facturación del comercio de proximidad se desploma un 50%.

 

La directora general de Comercio y Consumo de la Comunidad de Madrid, Marta Novo Nieto, anunció la semana pasada que “el comercio y la hostelería serán sectores prioritarios en la propuesta de Presupuesto para 2021 en Madrid, en la que ya estamos trabajando”. Según la responsable de Comercio, “pondremos todos los instrumentos de apoyo en nuestra mano para ambos sectores entre 2021 y 2023”. La representante del gobierno regional, que participó en un debate-coloquio organizado por la Sociedad Técnica de Tramitación (STT), Entidad Colaboradora Urbanística del Colegio de Aparejadores de Madrid, reivindicó la estrategia de la comunidad autónoma frente a la pandemia y subrayó que “el comercio en Madrid está resistiendo más y mejor que otras comunidades mucho más restrictivas para la reactivación económica”.

En un encuentro virtual para explorar soluciones a la crisis que sufren el comercio y la hostelería, el Colegio de Aparejadores convocó además a tres representantes de organizaciones sectoriales muy afectadas en esta crisis. Julián Ruiz, secretario general de la Confederación Española de Comercio (CEC), describió un escenario “extremadamente preocupante” para algunos establecimientos. “El comercio de proximidad registra caídas de facturación interanual cercanas al 50% en muchos subsectores y el 15% de los establecimientos que cerraron durante el Estado de Alarma no han vuelto a abrir”. Según el secretario general de la CEC, “las restricciones y la incertidumbre provocan una reducción enorme del consumo y un incremento del ahorro familiar”.

Ayudas para el comercio minorista

Por todo ello, “el comercio, que daba empleo a 3,2 millones de personas y suponía el 13% del PIB, se encuentra muy debilitado en un momento en el que además hay que hacer frente a la devolución de los créditos ICO”. Entre otras medidas urgentes, Julián Ruiz reclamó “ayudas directas al sector del comercio que garanticen liquidez. De nada nos vale más préstamos, si no los vamos a poder pagar”. Pidió también la exoneración de cotizaciones sociales para las pymes de comercio con ERTEs y reclamó “voluntad política para un plan de ayuda urgente que declare al comercio sector estratégico”.

Paula Nevado López, secretaria general de Marcas de Restauración, denunció que este “es un sector intervenido, agraviado y no compensado”. Al cierre del ejercicio, Paula Nevado predijo “un descenso de la facturación del 40% y el cierre de un tercio del censo de establecimientos dedicados al negocio de la hostelería. En torno a 95.000 locales cerrados y una pérdida de empleo de casi 400.000 personas”. Por ello, reclamó también un plan de rescate y ayudas directas que ayuden a sobrellevar la crisis. Añadió además que solo en el “mes de noviembre han repuntado un 60% los concursos de acreedores en el sector de la hostelería”.

Miedo e incertidumbre en el comercio

Alfonso Sebastián, vicepresidente de la Asociación Española de Retail, que integra, con carácter transversal, a más de cien compañías, manifestó que “las ayudas que hemos reclamado al Ministerio de Comercio y a la UE deberían haber llegado ya. Los fabricantes y proveedores han actuado como pulmón de muchos negocios pero ya no pueden seguir sosteniendo esa financiación”. A su juicio, “debería haber una compensación por la falta de negocio obligada por las restricciones, como en Francia, donde se han dado ayudas directas de hasta 10.000 euros al mes por autónomo de pequeño comercio”.

Según Sebastián, el retrato del consumidor actual se define con dos palabras: “miedo e incertidumbre”. De ahí que en las Navidades “muchas empresas se jueguen salvar el año o no poder sobrevivir”. En el ámbito de la empresa, el vicepresidente de la Asociación Española de Retail afirmó que “toca prepararse para un descenso de la demanda, ser imaginativo y analizar las herramientas de gestión para ser lo más eficaces posibles. Hay que ofrecer al cliente experiencias únicas y apostar por la profesionalización de los negocios”. Por último, y en relación al auge de las ventas online, sostuvo que “los poderes públicos deben velar para que todas las compañías tengan en España las mismas obligaciones y los mismos derechos”.

Luchar contra el monopolio de los gigantes en marketplaces online

Por ello afirmó, sin mencionar expresamente a Amazon, que “hay una empresa que prácticamente tiene un monopolio de la venta online y que está usando de modo masivo nuestras infraestructuras con un pago de impuestos que no llega a cinco millones de euros”. El coloquio fue moderado por Belén Velasco Sardón, directora de la Sociedad Técnica de Tramitación (STT) del Colegio de Aparejadores de Madrid, bajo la presentación de Luis Gil-Delgado, director gerente del Colegio.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus