por RetailActual 25 de julio, 2014 Actualidad comentarios Bookmark and Share
< Volver

El gobierno ha aprobado una nueva normativa para agilizar trámites y así fomentar la competitividad del comercio

240 euros menos. Ése es el ahorro del que podrán beneficiarse los promotores de nuevos comercios o reformas, gracias a la simplificación de trámites administrativos que el Gobierno ha incluido en el decreto ley de Medidas urgentes para el crecimiento, la competitividad y la eficiencia. Así, la sustitución de las autorizaciones para la apertura, traslado o ampliación de comercios por declaraciones responsables o comunicaciones permitirá tanto una reducción de tiempo como de cargas administrativas.

El Ejecutivo estima que habrá un ahorro de 80 euros por  unificar la presentación de dos solicitudes en persona (una local y otra autonómica), otros 100 euros por la implantación de una única ventanilla y gestión proactiva, en la que se acumulan y suprimen algunos trámites, y otros 60 euros más por la reducción de seis a tres meses en el tiempo de tramitación del expediente. 

En cualquier caso, desde el Gobierno se aclara que estos ahorros no conllevarán ni un incremento ni una disminución de los ingresos que percibe la Hacienda pública.

Menos barreras y comisiones
La eliminación de barreras de entrada al mercado incrementará la competencia en el sector comercial y, a su vez, la posibilidad de empezar a funcionar de forma más ágil adelantará la obtención de ingresos y beneficios por parte del promotor comercial.

Por otra parte, el decreto ley limita también las comisiones que los bancos pueden cobrar a los comercios por el uso de tarjetas de crédito y débito, aunque estos nuevos baremos no entrarán en vigor hasta el próximo 1 de septiembre. En concreto, las tasas no podrán superar el 0,2% del valor de la operación en el caso de que se use una tarjeta de débito y el 0,3% en el caso de las de crédito.

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus