por Retail Actual 14 de enero, 2020 Dulces comentarios Bookmark and Share
< Volver

Trapa presenta ahora un nuevo formato para sus Trapamilk, que pasan de venderse en un formato de cinco unidades a uno de tres, con un precio de venta al público de 1 euro y con un packaging más actual y acorde con la renovada imagen de la marca.

Perfecto para los desayunos y meriendas de los más pequeños de la casa, Trapamilk se distingue por ser un snack con gran contenido de leche, bañado en chocolate con leche extrafino. Además de sabroso y fácil de trasportar y de comer en cualquier lugar (en el parque, en el recreo…), se trata de una opción nutritiva y que tiene en cuenta desde las intolerancias alimentarias más comunes en los niños (como la celiaquía) hasta la sostenibilidad al estar exento de gluten, grasas hidrogenadas, ácidos grasos trans y aceite de palma, al igual que el 100% de los productos de la gama Trapa. Es, por tanto, más saludable y responsable que otras meriendas de chocolate que se pueden encontrar en el mercado.

Trapa, una firma con mucha historia y que se adapta a las necesidades actuales

Fundada en 1891 por los monjes trapenses, Trapa es una de las firmas chocolateras más icónicas y queridas de nuestro país. Una empresa pionera y 100% española que a partir de 2013 inició un nuevo rumbo de la mano de una familia palentina que quiso invertir en su tierra y modernizar la marca y su portfolio en base a tres pilares: innovación, estilo y conciencia social y medioambiental.  

En la actualidad Trapa cuenta con 150 trabajadores, con más de 120 distribuidores en España y con presencia en 50 países (entre los que se encuentran Italia, Polonia, Países Bajos, Suecia, Hungría, Kuwait, Egipto, Israel, Corea y Japón) así como con un portfolio de 290 referencias que son el resultado de una fuerte inversión en industria e I+D+i y de la mejora en las formulaciones que, inspirándose en la artesanía y el savoir faire de 128 años de historia, buscan siempre mejorar el sabor.

Entre sus productos destacan sus bombones cortados (que fueron los primeros bombones que se elaboraron en España en 1969 y que no contienen aceite de palma), los Bombonísimos (también sin aceite de palma y de un gramaje superior al del clásico bombón belga), sus bombones sin azúcar y sin aceite de palma, su gama de tabletas Intenso, la gama de tabletas con estevia, sus tabletas 0% azúcares añadidos, su chocolate en polvo (que se presenta en una lata gourmet de diseño vintage) y las gamas TrapaKids y Trapamilk (también sin aceite de palma) especialmente pensadas para los más pequeños de la casa. Todos los chocolates Trapa son además sin gluten y libres de grasas hidrogenadas y de ácidos grasos

Publicidad

Noticias relacionadas

comments powered by Disqus